V. López - S. Isidro - S. Fernando - Tigre - Malvinas Arg. - J. C. Paz

En papel: Desde 1993, Mensuario de Distribución Gratuita en Toda la Zona Norte

En la web: Actualización Periódica de Noticias

  ACTUALIDAD


Notas de Archivo


¿Pueden volver a las playas públicas a la zona norte?


En diciembre de 1998 este medio (*) entrevistó al ingeniero Fabián Croci (hoy por hoy vecino de Vte. López) quien sostuvo que con voluntad podrían volver las playas públicas en la zona norte.
Esta es la transcripción completa:


En abril de este año (por entonces 1998) le adelantamos que un vecino estaba trabajando en un proyecto para que la costa pueda tener aquel perfil playero que alguna vez tuvo y ahora se añora.

En éste número, el autor del mismo, Fabián Croci, nos cuenta de qué se trata.

Croci, tiene 32 años, vive en San Fernando (en la actualidad, 2012, tiene 46 y reside en Vte. López), es oficial de la Marina Mercante y le faltan muy pocas materias para recibirse de Ingeniero Industrial.

Al leer una nota publicada por este medio sobre los futuros proyectos costeros en la zona norte (edición N º 46, mes de noviembre de 1997), este vecino se comunicó con nosotros para contarnos qué tenía en mente

Se trata de un proyecto para darle a la costa el perfil playero que alguna vez tuvo y que muchos echan de menos.

Croci asegura que su idea puede ponerse en práctica en algunas zonas que no están contaminadas de la costa bonaerense y en la Capital Federal también (sin alterar los proyectos existentes), si es que los intendentes y el futuro gobernador (o gobernadora) de Buenos Aires se ponen de acuerdo y trabajan para tal fin, priorizando el bien común y dejando de lado todo tipo de intereses político / comerciales. 

“Como yo vivo en la zona norte y aquí se está tratando de recuperar la costa para el beneficio de los vecinos, sería bueno empezar por casa y que luego los demás nos limiten”, nos dijo.


- ¿Cómo nació la idea de trabajar en este proyecto? (le consultamos).

- Por haberme criado prácticamente en el río y por la sencilla razón de conocerlo como la palma de mi mano.

Además, el hecho de haber visto la involución y la decadencia de nuestra costa a lo largo de tantos años hizo que me ponga a pensar en algo que le devuelva el perfil que siempre tuvo, sin perjudicar los planes actuales llevados a cabo por los distintos municipios.       

Hoy, existen muchas obras en toda la costa. Pero aún la famosa línea de sirga está plagada de escombros, hierros retorcidos, latas… y todo tipo de desperdicios que constituyen un verdadero peligro para quien se acerque a esa zona, ya que está llena de ratas y todo tipo de insectos.

En muchos casos esos escombros fueron volcados por una cuestión de desidia (en la época de la Dictadura), y en otros por necesidad. Ya que los escombros contienen los rellenos costeros que se han hecho, en muchos casos, para lograr un espacio público tipo plaza con vista al río.

Pero hay una realidad, y ésta indica que el vecino pide espacios públicos en la costa y mañana va a reclamar una solución definitiva a la contaminación del río, como así también a la acumulación de escombros. No solo por las enfermedades que puedan ocurrir sino por la desprolijidad que esto significa.


- ¿La idea sería reemplazar los escombros por arena?

- Sí. Algo así. La idea es devolverle a los vecinos la posibilidad de disfrutar de las playas de arena que alguna vez tuvimos en la zona norte para que la recuperación costera que ahora se pretende sea realmente completa.

En principio mi trabajo está diseñado por el sector público conocido como Paseo de la Costa de Vicente López.

Pero puede adecuarse fácilmente a otros municipios como San Isidro, la Capital Federal y los distritos del Sur.


- ¿Y cómo se lograría?

- Primero debería construirse un sistema de escolleras en ambos extremos del Paseo de la Costa (una cerca del Club AGP, y la otra cerca de la Av. Lugones) y también en su parte media (pueden ser una o dos), para permitir un buen remanso en toda la zona a los efectos de contener la suba de las aguas.

Obviamente, cada escollera tendrá el sentido y el tamaño necesario de acuerdo a cómo se mueve normalmente el río en cada sector. O sea, la enfilación que habría que darle a los murallones tendrá que ser con un ángulo determinado por la velocidad del agua que va de norte a sur en la bajante.

Sobre los escombros existentes en la costa deben depositarse grandes porciones de arena gruesa (esto se haría de acuerdo al nivel resultante del promedio de crecientes y bajantes) que servirán para lograr las playas pretendidas.

O sea, los escombros servirán como base para que la arena se filtre y se haga más compacta.

Con este proyecto, obtendríamos una serie de bahías donde el agua pueda circular de este a oeste y no de norte a sur, permitiendo que la arena quede depositada en el lugar.

A su vez, debe efectuarse un confinado en todo el sector costero para que la tierra del paseo no se mezcle con la arena.

He visto que a la altura de la calle Valentín Vergara (en Vicente López) hay un desagüe pluvial que desemboca justo en la costa. De acuerdo a mis mediciones, si el mismo es entubado y llevado subterráneamente entre unos 50 y 100 metros hacia el sur, lugar donde se haría la escollera media, ambos (desagüe y escollera) podrían correr juntos hasta el fondo del río.

De esta forma eliminaríamos un importante foco infeccioso y contaminante en ese sector.


- ¿Cómo se obtendría tanta arena?

- Se la puede comprar a las empresas que hacen dragados o bien obtenerla gratis, o a bajo costo, por intermedio de convenios con municipios de la costa atlántica o con otros países.


- ¿Cómo influirían las sudestadas?

-  Sería un problema de fácil solución; sobretodo si tenemos en cuenta que solo se producen tres o cuatro al año.

Como el río tiene muchas partículas de barro en suspensión (sedimentos), al producirse la baja de las agua éstos ensuciarían las playas con una capa muy delgada de barro.

Pero si el municipio, o una empresa privada que se encargue de la limpieza, remueven la arena, el problema se resuelve en pocas horas.


- ¿No es muy costoso este proyecto, tanto en su construcción como en su como en su posterior mantenimiento?

-  Sí se lo hace con voluntad e inteligencia, no. Fijate qué tipo de perfil costero nos puede quedar.

Tarde o temprano algo debe hacerse con eso escombros al descubierto. Es decir que mi proyecto no apunta a destruir algo ya hecho, para hacer algo nuevo.

Sí o sí, algo deberá hacerse en esa zona. O sea, tarde o temprano se gastará dinero en alguna obra para mejorar el perfil costero.

Si se trabaja despacio y con inteligencia te digo que no es costoso.

Por ejemplo, en cuanto al mantenimiento, el capital privado (que ya está instalado en la zona con complejos gastronómicos ) debería tener el deber de encargarse diariamente de la limpieza de todo el lugar,  ya que ellos son los principales beneficiarios.

También podrían colaborar entidades como los Clubes de Leones o los Rotary.

O bien, las playas y las escolleras (que podrían ser utilizadas para el fomento de la pesca debido a la gran cantidad de pejerreyes y de bogas que se arrimarían a la arena) podrían ser cerradas, permitiendo el acceso libre y gratuito únicamente para los vecinos que acrediten vivir en el municipio que llevó a cabo este proyecto, en tanto aquellos que vivan en otras zonas se les podría cobrar un monto mínimo, con el fin de adecuarlo al pago de los guardavidas, los servicios sanitarios, la seguridad…  o bien utilizarlo como retorno por el dinero intervenido.

Por lo menos, éste es el modelo que llevan a cabo otras ciudades costeras que disfrutan plenamente de su río, como Magdalena. Y en cuanto a la construcción, todo se arregla negociando.

Por ejemplo, se puede hacer un convenio Uruguay para conseguir la arena a menor valor, a cambio de la promoción turística de sus playas.

Ahora bien, no tengo dudas de que si se hace una encuesta seguro que el 70% de la gente dice que en la costa quiere playas.

Y me animo a decir que darían el visto bueno si a través de una consulta, las autoridades municipales les ofrecen realizar este proyecto aumentando por un período determinado un valor mínimo en sus impuestos, como ocurrió en Mar del Plata con todas las obras que se están llevando a cabo en este momento.


- ¿Y si algún funcionario municipal de alguna comuna costera se interesa en este proyecto?

Estoy dispuesto a explicárselo, sin ningún problema.  Todo sea por el bien común.


(*)  Nota realizada por el editor de Para Todos (Claudio Omar Antunovich), y publicada en el ejemplar Nº 58.   




 

 



-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------s------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

Haga click en la tapa si desea ver la última edición de Para Todos, en papel

En la parte superior (en color celeste), está el número de cada página que usted podrá visitar. Y con el cursor, puede desplazarse a lo largo y ancho de la publicación

-----------------------------

En Papel: Periódico Mensual de Distribución Gratuita en Zona Norte. Para Todos no se hace responsable por los conceptos vertidos en las notas firmadas y las colaboraciones son ad honorem. Director y Propietario: Claudio Omar Antunovich. Asesora Legal: Dra. Aída Turiel. Teléfono de la Redacción: 15-5148-1442