V. López - S. Isidro - S. Fernando - Tigre - Malvinas Arg. - J. C. Paz

En papel: Desde 1993, Mensuario de Distribución Gratuita en Toda la Zona Norte

En la web: Actualización Periódica de Noticias

  ACTUALIDAD


Notas de Archivo


La historia futbolística del Club San Fernando


Una historia curiosa y muy poco conocida acerca del club social más importante de la zona norte, y uno de los más importantes de Argentina y América, cuyo autor es el Dr. Jorge Barberini, fue publicada en el ejemplar impreso de Para Todos Nº 32 (del mes de marzo de 1999).


En otro ejemplar de este periódico comenzamos una especie de introducción a la historia del fútbol en nuestra zona, haciendo hincapié en la actual escasez de clubes afiliados a la AFA, la que contrasta con la abundancia de ellos en tiempos pasados.

Muchas han sido las causas por las cuales se produjo ese éxodo, siendo una de ellas la llegada del profesionalismo.

Esta es la principal razón esgrimida por los que tomaron aquella decisión en el caso del protagonista de nuestra nota: el Club San Fernando. 

Esta poderosa institución, considerada en la actualidad el club náutico más grande de Sudamérica, fue un gran animador de los campeonatos de ascenso y primera división del fútbol argentino durante la época amateur.

Su historia comienza a principios de este siglo, cuando el equipo de fútbol del club Tiro Federal de San Fernando participaba del torneo de Tercera División de la ‘Argentine Football Association’.

El poco apoyo que los directivos de esta institución le brindaban al plantel (obviamente más interesados en fomentar el tiro que en la práctica balompédica) llevó a varios de sus integrantes a desertar el club para fundar, el 26 de noviembre de 1906, el Club Atlético San Fernando.

Su primera cancha estaba en la manzana delimitada por las actuales calles Tres de Febrero, Maipú, Lavalle y Necochea, a muy pocas cuadras del pleno centro sanfernandino, aunque al cabo de un tiempo debieron abandonarla debido al progreso edilicio de la zona.

El posterior periplo por varios terrenos, con el consentimiento de sus dueños o no, y algún que otro conflicto con las autoridades municipales, lo lleva a la zona en la que se asentaría definitivamente.

Su camiseta era de color verde y naranja a bastones verticales y luego de participar de diversos campeonatos de la Ligas independientes solicita y obtiene el ingreso a la Asociación.

La vida del Club sigue una marcha ascendente, creciendo poco a poco, hasta que llega el inevitable momento en que deben tomarse grandes decisiones, relacionadas con la  transformación del equipo de fútbol, integrado mayoritariamente por jóvenes entusiastas en una institución con todas las de la ley, que representará a todo el espectro social y deportivo de la ciudad.

Surge así, en un grupo de socios, la inquietud de propiciar la fusión con otras entidades de la zona: el Club Social San Fernando y el Centro Fénix de Gimnasia y Esgrima (el que ya había tenido una incursión dentro del fútbol oficial años atrás).    

Esta iniciativa encuentra pronto eco en los miembros el primero de los clubes, cosa que no sucede con el segundo de ellos.

Tal vez es la diversión de opiniones que se provoca una escisión en el mismo, ya que cerca de la mitad de los socios lo abandonan para sumarse al nuevo Club.

Se llega así el 3 de marzo de 1923, día en que se concreta la fundación del Club San Fernando, siendo su primer presidente el Sr. Juan J. Kay.

Se eligen, además, los nuevos colores: verde, azul y blanco (los mismos de la actualidad) que según la tradición fueron elegidos para representar: “La esperanza de una amistad pura...”.

Su camiseta de fútbol estaba formada por gruesos bastones azules y verdes, separados por finas líneas blancas, aunque para muchos de sus compromisos utilizaba la naranja y verde.

Una curiosidad: la camiseta del Tiro Federal era blanca con una gran cruz azul en el pecho. Observando con detenimiento el escudo actual del Club San Fernando, vemos que ese detalle se conserva, sobre el fondo verde que predomina en el emblema.

La nueva institución estaba ya definitivamente afianzada y contaba con un amplio reconocimiento en todos los ámbitos de la ciudad.

Ocupa los terrenos que partiendo desde la esquina de Escalada y Sarmiento llega al

Río Luján, a metros de la estación San Fernando ‘R’ del ramal ferroviario del bajo del Ferrocarril Central Argentino (hoy Tren de la Costa), una ubicación de privilegio.

Ahí se ubica no solo la cancha de fútbol, sino el resto de las instalaciones, las que poco a poco irán creciendo en número e importancia, destacándose las destinadas a las actividades náuticas.

Su actuación dentro del fútbol oficial puede considerarse como meritoria, y sus partidos  contra los otros ‘grandes de la zona’: Tigre y San  Isidro (hoy CASI) aún son recordados por los viejos hinchas como verdaderas ‘batallas’ deportivas.

De todas maneras, pronto quedó claro que el rumbo tomado por el club, tarde o temprano, lo alejaría de este deporte.

Se dio el gran gusto de llegar a Primera División en 1922 (aún como Atlético San

Fernando), gracias a una promoción, en el seno de la Asociación Argentina (recordar que en esa época el fútbol estaba dividido).

Su mejor campaña fue la de 1929, año en que se arribó al séptimo lugar en la Zona Impar, la que compartió, entre otros: con River Plate, Gimnasia y Esgrima de la Plata (a la postre el Campeón ), Racing, Lanús, Almagro, El Porvenir, Argentino del Sud, Colegiales...

Los nuevos aires que imperaban en el fútbol, con un profesionalismo cada vez más consolidado, sumado al descenso que le tocaba por ser el último del campeonato, decidieron a las autoridades de este club a desafiarse a fines de 1931.

De todos modos, a principio de ese año, al formarse el grupo de clubes que fundarían la Liga Argentina de Fútbol, los principales responsables de la misma habían reservado un lugar para San Fernando, atento a sus antecedentes y poderío potencial.

Esto motivó un gran debate interno, ya que los socios del departamento de fútbol querían,  obviamente, aceptar la invitación, opinión que no era compartida por la mayoría de los  directivos.   

Al final, esto se resolvió por medio de una Asamblea  en la que, curiosamente (o no tanto), los futbolistas tuvieron voz, pero no voto.

Así, San Fernando quedó fuera de la actividad futbolística, y sus jugadores se fueron a otros equipos, principalmente a Tigre, aunque otros se pasaron al Club Canal San Fernando.

Como quedó dicho, son las actividades náuticas las que mayor espacio ocupan en la  actualidad, aunque deben destacarse como deportes representativos, el rugby, hockey, básquetbol, tenis, etc.

Resulta paradójica la gran importancia que tienen sus torneos internos de fútbol, donde una multitud de equipos participan de disputadísimos campeonatos.

De allí surgieron, entre otros, los hermanos Ortega  Sánchez (ex jugadores de Tigre) y también suele verse, despuntando el vicio, al árbitro Francisco Lamolina.

La pregunta del millón, por reiterada, no pierde vigencia: ¿Qué hubiera pasado si ‘Sanfer’ (su apodo) en lugar de ‘hacerle asco’ al fútbol se hubiera quedado y competido de igual a igual con los actuales clubes?

¿Quién puede imaginar hasta donde hubiera llegado un club se semejante potencial social?

Otros se preguntan si hubieran tenido el auge actual las otras actividades deportivas, al tener que ceder ante semejante monstruo como es el fútbol.

Una vez más debemos limitarnos al terreno de las conjeturas. Lo cierto es que, tanto el fútbol como San Fernando, se han perdido de compartir tardes de gloria, al conjunto de la magia de la redonda. 


Testimonio de un ex jugador: ‘Hechos y recuerdos’


En 1904, un núcleo de socios del club Tiro Federal Argentino, practicábamos fútbol en los terrenos de la ex cervecería Quilmes.

Nuestro deseo era afiliarnos a la Asociación Argentina y solicitamos a la CD del club Tiro Federal autorización para inscribir a un equipo de 3º División, lo que fue resuelto favorablemente.

Actuamos con mucho éxito, llegando a medirnos e una final con el histórico Club Alumni, que nos venció después de dos horas de juego por 1 a 0.

Como por aquel entonces Tiro Federal no podía prestarnos mayor colaboración, decidimos fundar el Club Atlético San Fernando. A su vez, solicitamos al Club Social Unión nos permitiera realizar una Asamblea en sus salones el día 25 de noviembre de 1905.

Allí se eligió a Ernesto Restelli como presidente y a R. Avila como vice. En tanto, yo fui vocal.

Solicitada la afiliación a la Asociación y aceptada la misma, se inscribieron dos equipos en Segunda y Tercera División.

Nuestra cancha estaba en Maipú, 3 de Febrero. Necochea y Lavalle; luego en un terreno frente a Tiro Federal; después en un terreno de mi padre (donde actualmente está el club) y allí jugamos mucho tiempo y con gran éxito.

Recuerdo una semifinal disputada con Atlanta, quien nos venció 4 a 1.

Nuestro equipo salió a la cancha con:  A. Ferrari, A. Visconte, R. Dodds, D. Rodríguez, A. Ariosto, A. Boggio, A. Garoppo, Juan Magaldi, A. Debois, C. Oliva y N. Greggi.

También disputamos partidos internacionales con Nacional de Montevideo, el Club Atlántico de Carmelo (allí se gesto la gran amistad que aún perdura con esa ciudad uruguaya) y Palmeiras de Brasil.

En 1919 nuestra Segunda División llegó a jugar la semifinal con el Club A. Alvear, donde ganamos 1 a 0.

San Fernando formó con: J. C. Llamas, Luis G. Pérez, A. Vacarezza, S. Babuñal, J. Scampini, N. Alonso, A. Rigali, Nicanor Alonso y A. Gelpi.

El gol fue convertido por Nicanor Alonso.

Luego jugamos la final con el Club del Plata en cancha de Independiente (vencimos 2 a 1) y ascendimos a intermedia.

Al poco tiempo tuvimos un conflicto con la Municipalidad local y casi perdemos la  cancha, pero una gran manifestación callejera que se oponía a esto produjo que el Municipio revea su posición. 

En 1921 se produjo la división del fútbol argentino formándose la Asociación Amateur y la Asociación Argentina; y tras una serie de partidos se logró el ascenso a Primera División.

Como para competir en esta categoría se necesitaba invertir dinero para efectuar reformas, surgió la idea de procurar una fusión con los clubes Social San Fernando y Centro Fénix de Gimnasia y Esgrima.

Reunidas todas las Comisiones Directivas y tras la asamblea correspondiente, la fusión sólo pudo lograrse con el Club Social San Fernando y el nombre elegido fue el actual: Club San Fernando.

Presidida la Asamblea por quien relata estos hechos, el 3 de marzo de 1923 se acepta lo  convenido por ambas comisiones, se labra el acta donde figuran los socios fundadores y se designa la nueva Comisión Directiva, presidida por el Sr. Juan J. Kay.              

Al producirse la fusión entre las dos ligas argentinas, San Fernando continuó militando en Primera División hasta 1930, período en que se aprueba el profesionalismo en este deporte. 

Ese año, una Asamblea decidió su desafiliación y el Club San Fernando continuó su crecimiento en otros deportes como la náutica, el básquet y, sobre todo, en el aspecto  social.  

Para finalizar, seria imposible nombrar la gran cantidad de excelentes jugadores que desfilaron por esta institución. 

Pero al mencionar a uno nombro a todos: el gran Luis Gregorio Pérez, que actuó en todos los ascensos disputados por el club.  




 

 



-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------s------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

Haga click en la tapa si desea ver la última edición de Para Todos, en papel

En la parte superior (en color celeste), está el número de cada página que usted podrá visitar. Y con el cursor, puede desplazarse a lo largo y ancho de la publicación

-----------------------------

En Papel: Periódico Mensual de Distribución Gratuita en Zona Norte. Para Todos no se hace responsable por los conceptos vertidos en las notas firmadas y las colaboraciones son ad honorem. Director y Propietario: Claudio Omar Antunovich. Asesora Legal: Dra. Aída Turiel. Teléfono de la Redacción: 15-5148-1442